El juego terapéutico

:>El juego terapéutico
El juego terapéutico 2017-09-18T18:31:49+00:00

EL JUEGO COMO TERAPIA

El juego es un excelente recurso terapéutico. Hay que tener en cuenta que los niños aprenden con mayor facilidad cuando disfrutan con lo que hacen y además lo comprenden, por eso hay que adecuar el juego a:

  • EC y nivel cognitivo
  • Grado de autonomía motriz y funcional
  • Interés lúdico del niño
  • Objetivo terapéutico con el niño

Mediante el juego:

  • Ayudar al niño a adquirir nuevas conductas y habilidades, y la mayor funcionalidad posible en todas las áreas del desarrollo
  • Conseguir mayor participación activa del niño

LA IMPORTANCIA DEL JUEGO

El juego infantil es una actividad espontánea, libre y placentera que se inicia en los primeros meses de vida del niño y prevalece a lo largo de toda la vida. Es una actividad comunicativa, motriz, mental que posibilita el desarrollo del niño.

Como actividad comunicativa permite, por un lado que el niño sea un sujeto activo frente a la realidad y, por otro lado, que el entorno pueda entender sus intereses, preferencias y, en función de la edad, su nivel de simbolización.

Como actividad motriz y, sobre todo al inicio de la vida humana, el juego sensorio-motor prepara la realidad que envuelve al niño para poder ser representada más adelante.

Dimensiones del juego

Uso

El juego permite regular el entorno y por lo tanto actuar sobre él. Es una forma de control inmediato, personas, objetos…

Promueve la expresión y la manifestación de sentimientos, miedos, emociones, etc. y, por lo tanto, favorece el desarrollo afectivo y emocional.

A través del juego se va a poder relacionar o, todo lo contrario, aislarse y evadirse.

El desarrollo adecuado del juego favorecerá la autoestima y el proceso de individuación.

Forma

Acceso al juguete. Observar de que manera el niño se acerca a los juguetes: brusca, dudosa, caótica, temerosa, progresiva…

Tipos de juguete. Estos deben adecuarse al momento evolutivo del niño, a sus intereses y/o a sus dificultades.

Secuencia de juego. Observar tiempo de juego, si puede hacer una misma acción y si su juego consta de una unidad coherente. En niños más mayores, observar si hay un principio, desarrollo y final.

Motricidad. Nos permite ver la adecuación de la motricidad del niño con la etapa evolutiva que atraviesa. Hay que tener en cuenta: desplazamiento físico, prensión, alternancia de los miembros, movimientos voluntarios e involuntarios, movimientos estereotipados, ritmo de movimiento, etc.

Su lenguaje nos permite observar el ajuste a su nivel evolutivo.

Contenido

Nos permitirá situar el nivel mental del niño. Para ellos deberemos poder ubicar el nivel de pre-simbolismo o simbolismo que nos muestra el niño.

Estamos a tu disposición para ayudarte en lo que necesites.
Contacta con nosotros