¿Qué es la Atención Temprana?

¿Qué es la Atención Temprana?
¿Qué es la Atención Temprana? 2017-09-08T16:14:08+00:00

¿Qué es la Atención Temprana?

La Atención Temprana es el conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil que se encuentra en la etapa del desarrollo comprendida entre 0 y 6 años, a su familia y al entorno que le rodea. La Atención Temprana pretende dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias y/o permanentes que presentan los niños y niñas con trastornos en el desarrollo o que tienen riesgo de padecerlo.

Las intervenciones (en las que se considera la globalidad del niño) están planificadas por un equipo interdisciplinar y transdisciplinar.

¿Por qué?

El desarrollo del niño es un proceso dinámico entre el organismo y el medio, que da como resultado la maduración orgánica y funcional del sistema nervioso, el desarrollo de funciones psíquicas y la estructuración de la personalidad.

¿Qué significa “equipo inter y transdisciplinar”?

El equipo interdisciplinar es el formado por profesionales de distintas disciplinas, en el que existe un espacio formal para compartir la información, las decisiones se toman a partir de la misma y se tienen objetivos comunes.

El equipo transdisciplinar es aquel en el que sus componentes adquieren conocimiento de otras disciplinas relacionadas y las incorporan a su práctica. Un solo profesional del equipo asume la responsabilidad de la atención al niño y/o el contacto directo con la familia.

¿Cómo trabajamos nosotros?

El Centro de Atención Temprana Arganzuela está formado por un equipo de profesionales especializados en diferentes disciplinas como son la psicología, la neuropsicología, la logopedia, la fisioterapia y la terapia ocupacional. En una primera entrevista, la coordinadora del centro, tiene una entrevista con los padres del pequeño para realizar una primera detección de necesidades tanto del menor como de sus padres.

En algunos casos, las familias cuentan ya con un diagnóstico de lo que le ocurre al pequeño, y en esta entrevista la coordinadora del centro recoge toda la información que tienen los padres con respecto a las necesidades especiales de su hijo. También se definen los objetivos que plantean los papás, lo que esperan del tratamiento y la disponibilidad horaria que tienen los padres para acudir al centro.

En otros casos, el pequeño todavía no tiene un diagnóstico y la coordinadora realiza una recogida de información para realizar el diagnóstico correcto.

Tras esta primera entrevista con los padres, la coordinadora del centro se reúne con todo el equipo multidisciplinar para realizar un primer diseño de tratamiento y un presupuesto. Tras este análisis del caso realizado por todo el equipo del centro, la coordinadora vuelve a reunirse con los padres y les realiza una propuesta de tratamiento contándoles las expectativas del mismo. Es decir, los objetivos que se van a perseguir, y de qué manera se va a hacer, con qué profesionales, con qué técnicas y con qué frecuencia se realizarán las sesiones con cada profesional.

Los objetivos básicos de la AT

  • Favorecer, desde el nacimiento, el desarrollo de todo niño en riesgo o con dificultades a través de la detección temprana y la prevención de patología mayor.
    • Favorecer y facilitar los procesos de desarrollo, socialización e integración del niño.
  • Dar soporte a la familia desde el momento de la detección, prestándole una atención individualizada.
    • Informar, asesorar y apoyar a los padres
    • Implicar a los padres en el crecimiento de sus hijos
    • Generar recursos en el entorno familiar

El énfasis de la AT está en la prevención y la detección precoz

Cuando un niño presenta un trastorno o la posibilidad de padecerlo, una intervención adecuada a sus necesidades y la aplicación de un programa ajustado y cuidadoso que proporcione una buena respuesta a las carencias o dificultades, no sólo aumentará su bienestar, sino que también le ayudará a promover su desarrollo. Asimismo, una atención a la familia beneficiará, sin duda, el proceso de intervención. Y, por último, es preciso también proporcionar una atención a la escuela y su entorno.

Un déficit, o dificultades importantes en los primeros años de vida de un niño, entrañan un grave riesgo de que se produzcan detenciones o desviaciones del desarrollo con secuelas, a veces, irreversibles para el pequeño. Por tanto, la detección temprana comprende un conjunto de medidas de origen médico y social, relacional, psicológicas, fisioterápicas, pedagógicas, etc., orientadas a la consecución de un sano desarrollo del niño, poniendo de manifiesto su valor crucial en el desarrollo de un niño.

La familia

La familia del niño que acude a Atención Temprana también precisa de una orientación para poder tratar y respetar las características de su hijo y ayudar, al mismo tiempo, a compensar las carencias que presente, potenciando, desde este ámbito social, su desarrollo.

La evolución de los niños con alteraciones dependerá en gran medida de la fecha de la detección y del momento de inicio de la AT. Cuanto menor sea el tiempo de deprivación de los estímulos mejor aprovechamiento habrá de la plasticidad cerebral y potencialmente menos será el retraso. En este proceso resulta crucial la implicación familiar, elemento indispensable para favorecer la interacción afectiva y emocional así como para la eficacia de los tratamientos.

Estamos a tu disposición para ayudarte en lo que necesites.
Contacta con nosotros